sábado, 4 de febrero de 2012

VIDA COTIDIANA EN GETAFE (2012-02-04, Sábado).- Nostalgia y modernidad

Empecemos con un poco de nostalgia. Fijaros qué foto del año 1.916. No tiene precio, la foto lo dice todo por sí sola. Vaya mi modesto homenaje hacia aquellos profesionales de la fotografía de aquellos difíciles tiempos.

Calle Madrid, hacia 1.940. Foto tomada de uno de los numerosos libros que se han editado de y sobre Getafe.

Foto del autor de estas breves y sencillas crónicas. Este día fue grande para el pueblo de Getafe. Tras varios años de obras, de molestias, de obtener dinero hasta de debajo de las piedras... Por fin se inaugura la Catedral totalmente restaurada, por dentro y por fuera.
A la izquierda de la imagen, el Obispo Titular entonces, ya fallecido. A la derecha, el Obispo Auxiliar, hoy Titular de la Diócesis. Autoridades, mucho público a pesar de ser un día gélido, como el de estos días... Pero todos muy contentos.

A pesar del frío (cuando hice esta foto no era tan intenso como el de hoy), me doy un paseo por el GETAFE NORTE y contemplo con satisfacción el avance de las obras del nuevo barrio LOS MOLINOS, deseando fervientemente que todo transcurra por los cauces normales y se acaben en los plazos y precios estipulados.

Y capto esta instantánea con el tren de Cercanías acelerando tras su salida de la estación de EL CASAR. Ya he dicho otras veces que me entusiasman los trenes, quizás porque en mi pueblo natal no lo hubo nunca.

Paso un día junto al Ayuntamiento, para asistir al Pleno en calidad de observador curioso, como muchos ciudadanos. En la entrada, una manifestación reivindicando diversos temas de los que se leen a diario en los periódicos y se ven en los noticiarios.

Ya dentro, el Alcalde pide un minuto de silencio en memoria de las víctimas de la violencia doméstica (antes "violencia de género"). Los 27 ediles, la Secretaria, los subalternos y el público en general, todos conscientes de que es un tema a combatir con todas las armas jurídicas a su alcance.

En pleno "Pleno", valga la redundancia.

He pasado miles de veces por la carretera y he visto desde el autobús este edificio abandonado desde hace mucho tiempo, pero que en su día debió ser testigo de muchas conversaciones y aposento de muchos huéspedes camino de Toledo o de regreso hacia Madrid. Se trata de la VENTA DE LAS MERCEDES, creo recordar que la conocí en activo, allá por los años 60-70.
Sentí curiosidad y sin pensármelo dos veces me encamino hacia allí. Muchas historias se esconderán entre las pocas paredes que le quedan. Refugio de "homeless" (sin techo), quizás también de adictos a estupefacientes.... Una pena.

Mejor no entrar. Como las puertas y ventanas ya no existen, se puede ver desde fuera.

Una pena, repito. Las Autoridades deberían hacer algo por restaurarla y darle un destino digno.

Este vendedor ambulante de patatas se acercó a mí, me preguntó si iba a comprar la Venta y a los pocos segundos me había dicho su nombre y apellidos, que salió en un vídeo de youtube y algunas cosas más. Le digo: "¡Ah, sí, yo le he visto a usted en Internet. ¿Estuvo en la Legión...o algo así...?". En efecto, estuvo de legionario paracaidista en el Sahara en 1.975, "con Franco" y fue de los pocos supervivientes de una de las batallas más sangrientas libradas. Lo cuenta con énfasis, orgulloso de su pasado y lamentando no tener 40 años menos. Le pregunto si no le importa que publique su foto y me dice que al contrario, que lo sigan viendo en todo el mundo.

Con mi "abono de la 3ª Edad" entro en el andén de la Estación "LAS MARGARITAS" y fotografío a estos simpáticos gorriones que además de tomar el sol, se alimentan de todo lo que pillan por los andenes.

Aquí llega "mi tren", línea 4 Colmenar-Parla. O Chamartín-Parla, que esto aún no lo tengo claro. Como yo no paso de Nuevos Ministerios.....

Dentro de la urbe, estos aparcamientos subterráneos ya felizmente terminados pero que no se entregan. Dicen que porque aún quedan plazas por vender. Yo no lo sé, pero lo que sí sé es que a los propietarios les están haciendo la pascua.

Hoy, como todo el mundo sabe, ha hecho y hace mucho frío. Estamos en la "PENÍNSULA SIBÉRICA", como algún ingenioso ha dicho en algún medio escrito. Los árboles del Paseo de La Estación están casi desnudos, con sus últimas hojas secas que se agarran con desesperación a las ramas para no morir en el asfalto. Las bufandas proliferan por doquier, así como los abrigos y chaquetones fuertes.

La estatua de PALAS ATENEA cambia una vez más de flores. No entiendo mucho de jardinería, pero me parece que habría que buscar un medio de no cambiar tanto de plantas, alguna especie más duradera, digo yo, vamos, por decir algo.

Las esculturas aladas y multicolores del artista dEmo aguantan como pueden la temperatura.

Oigo un extraño ruido y pienso que es un toldo agitado y balanceado por el fuerte viento reinante. Pero al pasar junto a esta boca de entrada de papel al contenedor subterráneo, me doy cuenta del verdadero causante del singular ruido, como un ventilador grande de los antiguos moviendo sus pesadas aspas.

El fuerte viento hace girar la tapa sobre su eje horizontal, como cuando soplamos un pequeño farolillo de esos de plástico que les regalamos a los niños pequeños y que nos divierte más a nosotros. Es curioso observar esto durante unos segundos, los que dura la racha de viento.
En fin, mientras escribo esto, a la 1 de la noche, no paso frío. Vamos a ver mañana cómo amanece el día... saludos y cuidaros. Que ya llegará la Primavera.